Las ventanas pivotantes, aparte de facilitar el giro, deben frenar la ventana para que no se mueva libremente sino a voluntad del usuario. Para ello los puntos de giro suelen ser de fricción, permitiendo múltiples posiciones, cierre de presión o cierre perimetral. El cierre suele ser convencional, manilla lateral o central, barras de empuje o incluso eléctricos.
Tienen la ventaja de regular la cantidad de ventilación y sonido, además de equilibrar el nivel térmico dentro del espacio cerrado. Suelen ser muy fácil limpiarlas desde el interior.

Menú principal

93 540 07 35

Atención Comercial

Materiales en STOCK

Mallorquina seguridad

Mallorquina de Seguridad

Correderas Elevadoras

La función básica de este cerramiento se basa en el principio de elevar-correr-bajar, al que también se puede incorporar la función de abatir. En la posición final, cuando el módulo permanece cerrado, obtenemos un cierre estanco a través de las juntas de goma integradas en el sistema, que nos proporcionan un aislamiento térmico y acústico muy superior al nivel normal de las correderas simples. Para incrementar este aislamiento, el perfil de rodadura, fabricado en alumino, está provisto de rotura de puente térmico. Es posible accionar módulos de hasta 250 kgs.